Utilizar el coche como medio de transporte diario suele ser la opción que más se utiliza. Pero pocas opciones pueden resultar tan tentadoras y fiables para los conductores inexpertos, como el nuevo Yamaha Tricity 300. Un scooter de tres ruedas que lleva la seguridad, el confort y el lujo a un nuevo nivel. Hace que dejar en coche en casa sea una alternativa real.

Nace de la iniciativa del fabricante japonés de ofrecer a los usuarios de las cuatro ruedas un transporte más rápido y eficaz, para un uso cotidiano. Ya sea para nuestros desplazamientos habituales como ir al trabajo, o, simplemente, para movernos con más soltura.

El catálogo tres ruedas de Yamaha no para de crecer. A los ya disponibles Yamaha Tricity 125 y Yamaha Niken, se les une en esta ocasión el nuevo Yamaha Tricity 300. Scooter que pretende ser una opción más versátil y funcional que sus dos compañeros de gama. Una alternativa media entre ambos que se puede conducir con el carné B, de coche, a pesar de estar propulsado por un monocilíndrico de 292 cc con casi 30 CV.

La mejor alternativa para moverse en ciudad

Ha sido diseñado para agradar a los usuarios del automóvil. Tiene un tamaño imponente para ser considerado un scooter simplemente urbano, su diseño es elegante y con todo lujo de detalles. Ofrece una protección aerodinámica eficiente y podremos disfrutar de una posición de conducción, lo suficientemente confortable y espaciosa.

A sus mandos disfrutaremos de una posición de conducción muy confortable. El asiento es amplísimo y tiene espacio de sobras para que dos ocupantes ni se toquen cuando van en marcha. Las plataformas son amplias y están bien colocadas, contando incluso con una extensión para que podamos estirar las piernas en trayectos de largo recorrido. Respecto a la protección aerodinámica, simplemente cabe decir que es excelente. El ancho escudo frontal y la pantalla que hay sobre él se compaginan de forma extraordinaria para que circulemos bien cubiertos.

Tres, mejor que dos

Yamaha Tricity 300, aporta un alto grado de confianza incluso a los que tienen muy poca o nula experiencia sobre dos o tres ruedas. Algo para lo que ha sido dotado con una serie de medidas de seguridad que le confieren una conducción tan sencilla, como segura. Su principal argumento en este sentido es la estabilidad y seguridad que proporciona el sistema LMW (Leaning Multi Wheel).

De este modo, el Tricity cuenta con un inusual eje anterior doble compuesto por llantas de 14 pulgadas y unos excelentes neumáticos Bridgestone Battlax SC de 120/70, que le confieren la extraordinaria capacidad de inclinar. Gracias a ello se simplifica notablemente su conducción, ya que es exactamente la misma que la de cualquier scooter o motocicleta, pero con el aliciente de disfrutar del doble de apoyo al tumbar. Le permite ser muy superior y seguro en este sentido, comparado con los sistemas tradicionales.

Una forma de que el salto desde el coche no sea demasiado grande.


Descubre más noticias de actualidad AQUÍ.

BCN MOTORBIKES

Carrer d’Aragó 488, 08013 Barcelona

Ciutat d’Asunción 46 08030 Barcelona

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies